martes, 21 de abril de 2020

Lo mejor para un fan


¿De qué o de quién eres fan? piénsalo por un minuto y si eres fan de algo, bastará con cinco segundos para tener tu respuesta.

Definamos ¿Qué o quién es un fan? Es un admirador o fanático, es una persona que siente gusto y entusiasmo por algo o alguien. Vamos de nuevo ¿De qué o de quién eres fan? seguro que ahora si tienes una respuesta.

Hace tan solo unos días pude ver como un reconocido artista lanzó una campaña de expectativa relacionada con su nueva producción, consiguió el contacto de cuatro personas en diferentes lugares del mundo, y todos tenían una característica: Eran super fans del cantante, sentían hacia él una devoción como muy pocos pueden sentir y el interprete decidió hacerlos un espectacular regalo, los invitó a escuchar en primicia su nueva producción, nada más y nada menos que en Londres, en el estudio de grabación en donde los Beatles grababan sus discos ¿imaginas eso? tu artista, al que amas te invita a un viaje sin igual. Los fans sabían que el cantautor se encontraba en Guatemala y que no podría estar con ellos en la visita a Inglaterra, pero la sorpresa se hizo más grande cuando él aparecía frente a ellos, los abrazaba, les limpiaba las lágrimas.

De verdad fue un video muy emocionante, ellos se veían con una felicidad enorme, sin duda para ellos valió la pena cada segundo, cada momento. Un sueño hecho realidad, que gran premio para 4 fieles seguidores, conocer cara a cara a aquel que ha provocado tanta emociones con sus canciones. Este personaje que los ha inspirado de tal manera que se ha hecho parte de sus vidas, algo maravilloso ¿no?

Pues mientras veía el video no dejé de sentirme emocionado... no solo por lo que veía en el cortometraje, sino también en imaginar cómo será el encuentro con nuestro Gran Señor, estoy seguro que la emoción de conocer a otro ser humano que admiramos no se compara con ver cara a cara aquel que nos formó, nos redimió y nos amó de manera sin comparación.

Mis fuerzas son limitadas, soy un ser imperfecto, no presumo de mi grandeza, pero conozco Su Grandeza; ciego, sordo, sucio así me encontró y me recibió con gracia, no como un fan, sino como un hijo que anhela ese encuentro glorioso, no sé cuántos años viviré en esta tierra, pero sé que espero con emoción el día de poder contemplarlo.

«Sí, Dios ha mostrado su amor gratuito que trae salvación a todo el mundo. 12 Dios quiere que nos apartemos de la impiedad y de los placeres pecaminosos y que vivamos en este mundo una vida sobria, justa y piadosa, con la mirada puesta en el día en que se cumpla la bendita promesa de su venida y se manifieste la gloria de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo» Tito 2:11-13.

¿Qué tan emocionado estarías si el famoso que admiras te llama y te hace un regalo personalmente? Tendrás que emocionarte mucho, sin duda. Te prepararías, dejarías cualquier compromiso por asistir a la cita, portarías tus mejores vestiduras, tu mejor corte, tu mejor fragancia. Dios, tu Señor te recuerda que hay una promesa de reencuentro ¿estás preparándote para ese momento, están listas las vestiduras para esa cita? No sabes el día de tu convocatoria, pero llegará. Ojalá no te sientas solamente un fan, porque deberías ser hijo.

«Nosotros, en cambio, siempre debemos dar gracias a Dios por ustedes, hermanos amados por el Señor, porque desde el principio Dios los escogió para ser salvos, mediante la obra santificadora del Espíritu y la fe que tienen en la verdad. Para esto Dios los llamó por nuestro evangelio, a fin de que tengan parte en la gloria de nuestro Señor Jesucristo. Así que, hermanos, sigan firmes y manténganse fieles a las enseñanzas que, oralmente o por carta, les hemos transmitido» 2 Tesalonicenses 2:13-15.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario