viernes, 7 de junio de 2019

Nominado al Premio:


En 2009 comencé una aventura personal, decidí empezar a plasmar mis escritos a través de una página, un blog. Estaba consciente de que quizás nadie estaría interesado en leer lo que escribía, pero aún sabiendo eso, me convencí que debía hacerlo.

Han pasado 10 años de ese comienzo, he escrito variedad de artículos en ese blog, muchos de ellos se convirtieron en mi primer libro "Diario de un adorador", confieso que he sido sorprendido porque nunca imaginé que lo que escribo llegara a los lugares donde me leen.


En 2014 recibí mi primera nominación por Mejor Blog en los premios Águila y en 2018 fui galardonado con este reconocimiento internacional. 

En 2019 he sido nominado de nuevo en dos categorías y sinceramente el corazón se llena de emoción, y lo celebro contigo. La verdad es que nunca escribí pensando en ganar premios, no escribo para ganarlos, escribo porque creo que puedo ayudar a alguien con mis experiencias, anécdotas, estudios y eso para mí es un premio sumamente valioso, saber que alguien se acerca al Señor porque alguno de mis escritos llegó y cumplió con su propósito.

Vivamos haciendo las cosas con excelencia, "Hagan lo que hagan, háganlo bien, como si en vez de estar trabajando para amos terrenales estuvieran trabajando para el Señor" Colosenses 3:23, vengan o no los reconocimientos terrenales, sabiendo y viviendo que el galardón más importante es eterno, lo terrenal se acaba, más la promesa del Señor es eterna "Recuerden que el Señor Jesucristo les dará la parte que les corresponde, pues él es el Señor a quien en realidad sirven ustedes" Colosenses 3:24.

Insisto, vive dando lo mejor de ti en cada cosa que realices, pero sobre todo esfuérzate para que tu vida sea encontrada grata delante de Dios y con fidelidad corramos hacia la meta, en dónde tendremos el galardón más valioso de todos "No quiere decir que yo ya lo haya conseguido todo, ni que ya sea perfecto; pero sigo adelante trabajando para poder alcanzar aquello para lo que Cristo Jesús me salvó a mí. Hermanos, no pienso que yo ya lo haya alcanzado. Más bien, sigo adelante trabajando, me olvido de lo que quedó atrás y me esfuerzo por alcanzar lo que está adelante. De esta manera sigo adelante hacia la meta, para ganar el premio que Dios ofrece por medio de su llamado celestial en Cristo Jesús" Filipenses 3:12-14.

"En una carrera son muchos los que corren, pero sólo uno obtiene el premio. Corran de tal modo que ganen la carrera" 1 Corintios 9:24. Que bueno por los premios terrenales, se agradecen, pero que tu vida y motivación no dependa de ellos, que tengamos siempre la mirada puesta en el Hombre que murió en la Cruz y nos llama con amor.


Artículo de:
Julio López Carranza.
Derechos Reservados

1 comentario:

  1. Excelente Julio, aveces sin saberlo es Dios quien esta abriendo las puertas o utilizándonos en algo para su propósito. estaba leyendo otro articulo de otro autor el otro día y decía que cada escalón de éxito que subamos debemos bajar dos de humildad. Dios te siga bendiciendo amigo, animo

    ResponderEliminar