miércoles, 1 de mayo de 2019

Ponte en mis zapatos




En la ciudad de Guatemala hay diferentes tipos de servicio de transporte urbano. Ayer abordé un bus rojo, de los que tienen un "brocha" (ayudante que cobra y grita el destino al que se dirige el bus), me subí y literalmente me tocó irme sobre al motor del vehículo. 

Estos buses se caracterizan por ser de los más viejos que circulan en la ciudad y los usuarios regularmente se quejan por un pésimo servicio, pero frente a mí iba el piloto de esta camioneta, con una sonrisa en el rostro, sus manos cubiertas por unos guanteletes, su ropa sucia indicaba que tuvo que hacer labores de mecánica y el sudor en la frente me dijo que el calor era abrumador. 

Aprovechando la cercanía dije: "Un buen ventilador podría servirle", sólo me sonrió y contesto: "si, con un ventilador estaría feliz, porque el motor de este bus calienta mucho"; continué "¿Ya cerca de terminar la jornada?", "que bueno sería, todavía nos faltan un par de vueltas, nosotros estamos de 4:00 a 20:00 hrs." explicó.



También hace unos días, escuché a otra persona decir: «Si tan sólo estuvieran en mis zapatos y entendieran, mi vida no es fácil, ser yo no es tarea sencilla», esta es una persona que tiene un trabajo en donde gana bien, con horario de oficina, no trabaja fines de semana, tampoco madruga y por la tarde tiene la dicha de cenar con su familia, regularmente se le escucha quejarse, su inconformidad es notoria.

No es lo que ganas, no es la jornada, no es el tráfico, no es lo duro de tu trabajo, no es lo temprano que te levantas o lo tarde que te duermes, es la gratitud con la que vives, felicidad es la actitud con la que disfrutas del camino.



Esto me invita a dejar de quejarme, a ser más consciente y darme cuenta que soy afortunado porque tengo vida, tengo lo necesario y más, el trabajo que tengo es una bendición, tener tiempo para compartir en familia es un regalo.

Deja de quejarte y ten un corazón más agradecido, no es el lugar el que hace a las personas, son las personas las que hacen los lugares.

«Den gracias a Dios en cualquier situación, porque esto es lo que Dios quiere de ustedes como creyentes en Cristo Jesús» 1 Tesalonicenses 5:18 NBV


Artículo de: Julio López Carranza.
Derechos Reservados

1 comentario: