martes, 24 de julio de 2018

¡Que sexy!


Hace algunos días me encontraba junto a mi familia disfrutando de una presentación teatral. El espectáculo estuvo cargado de ritmo, pues era un musical y en una de las escenas una de las artistas salió al escenario para bailar un ritmo latino, su vestuario era acorde al momento.

¡Que sexy! exclamó una aguda voz al lado mío, por supuesto que volteé a ver y se trataba de un pequeño niño, unos 7 años aproximadamente, los adultos que lo acompañaban sólo sonrieron y el niño con una sonrisa en el rostro continuó "esa muchacha si es sexy".

Esas palabras me hicieron viajar a mi infancia, en un entorno cargado de contenido sexual, era común ver en "el taller" donde mi papá trabajaba "posters" de mujeres con poca o sin ninguna ropa.

Yo era un niño, eso pasó desde que tengo memoria hasta los 10 años aproximadamente fui expuesto a ese tipo de contenidos, estuve presente en muchas conversaciones en dónde se hablaba de las mujeres como un objeto de satisfacción sexual que el hombre podía utilizar a su antojo, se convirtió en algo normal para mi.

Esto despertó demasiada curiosidad. En casa nunca tuve enseñanza en temas de sexualidad y en la calle mis amigos se convirtieron en maestros de la perversión que la ignorancia nos generaba. Está demás mencionar que tuve que lidiar con la adicción a la pornografía y durante muchos años fui victima de esa mala formación, recuerdo en mi adolescencia haber actuado como un patán en alguna ocasión, lanzando algún piropo vulgar a alguna mujer que no tenía culpa de la morbosidad de mi cabeza.

No descarto la inocencia del niño en el teatro, su rostro dulce decía que estaba siendo víctima de una "formación" como la que yo tuve. 

No es normal que veas a las mujeres como un objeto sexual, no es normal que todo te despierte deseos sexuales, no es normal que creas que todas las mujeres quieren tener sexo con vos y tampoco es normal que vayas por la calle haciéndolas de patán dando piropos obscenos por todo lugar, ellas no quieren tus "chiflidos" y tampoco tus miradas pervertidas, no tiene nada de normal, no tiene nada de mente abierta acosar.

Puede que alguno diga ¿Qué tiene de malo que lo estén criando con mente abierta? Es asunto de los padres como crían a sus hijos, pero ¿Qué tiene de normal que un niño vea las cosas así? La definición de sexy es:  "que tiene gran atractivo físico y con carácter erótico".

Este no es un mensaje para los niños, es un mensaje para todos aquellos que tenemos relación con un infante, las adicciones en el área sexual no son un juego y las personas adultas debemos hacer consciencia del tema, somos nosotros quienes formamos a las nuevas generaciones con nuestro mensaje directa o indirectamente.

Cuidado con lo que ves frente a ellos, con lo que hablas ante ellos, estás exponiendo a los pequeños y deja huellas que no imaginas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Conócenos:

SoyJulioLopez.com

Originario de Guatemala comparto contenido que busca fortalecer el crecimiento integral de nuestros lectores.




Lo + nuevo

recentposts

Otras lecturas sugeridas

randomposts