jueves, 15 de febrero de 2018

El mensaje de los viernes: Desde mi ventana


Corrió a la ventana para atender lo que pasaba en la calle y gritó: "El vecino acaba de golpear el carro de Pedrito" Pedrito era otro de los vecinos, "Yo ya le había dicho a Pedrito que el vecino no tiene cuidado para manejar, anda como endemoniado" le dijo a su esposo mientras él guardaba silencio como no queriendo meterse en ese asunto. Job estaba disfrutando de los deliciosos frijoles fritos con crema que su esposa Eunice le había preparado.


Era cosa de todos los días él llegaba del trabajo y ella siempre tenía una historia que contarle, "fijate que yo digo que el Manuel está engañando a la Tati, ayer me lo topé en el mercado iba con otra mujer, con una blanquita" Job le dijo "Eu, Manuel es buen cristiano no inventes cosas" y ¿Quién era esa mujer? cuestionó Eunice, es más "Yo le escribí en el facebook y le dije que no sea infiel, que le iba a decir a la Tati" eso alteró un poco a Job que se quitó los lentes, se puso de pie y levantando un poco la voz le dijo: "EU, ¿Qué tú hiciste qué?" ella le restó importancia haciendo como que no escuchó la pregunta y continuó con sus oficios.

"El otro día vi en el facebook que la Maru estaba escribiendo unas canciones que nada que ver, yo voy a hablar con sus papás para que revisen que está haciendo porque esa patoja anda con malas juntas, eso te lo puedo asegurar" Job estaba arreglándose para salir al trabajo y decidió no agregar más a la conversación, sólo dijo: "creo que hoy voy a venir a almorzar" y así fue, al medio día llegó y no había nadie en casa, cerraba la puerta que da a la calle,  cuando escuchó que alguien corría hacia él y era Eunice que gritó: "Amor, abre la puerta por favor" Job abrió la puerta y le dijo "¿Y tú?", Eunice explicó: "Es que hoy tuvimos una reunión para organizar lo de la cena para mujeres de la iglesia, pero no me gustó lo que quieren hacer, todo lo quieren hacer ellas y ni lo hacen bien, querían invitarme a comer, pero les dije que no, que hoy no tengo tiempo".

Job sólo sonrió y le dijo: "Hay que apoyar, al final lo que importa no es que hagan lo que me gusta, sino que hagan lo que ayude a otras personas", ella cambió la conversación y dijo "y vieras al Tavito llegó pero se descompuso el patojo, se hizo un corte de pelo todo mundano se mira, no parece patojo de la iglesia", Job se acercó y le dijo: "Flaca deja de juzgar a la gente", "yo no estoy juzgando a nadie, sólo estoy dando mi opinión" exclamo EU.



Job se veía un tanto molesto y le recriminó: "El otro día le pregunté a Manuel lo que me dijiste y me dijo que la que andaba allí era una prima de su esposa que llegó a quedarse con ellos unos días y no andaba solo, la Tati andaba allí con ellos, ¿Sabes por qué al vecino le cuesta salir del parqueo? porque no ve bien y Pedrito le deja el carro bien pegado, el vecino ya le dijo que lo mueva un poco, pero Pedrito es malintencionado. ¡Ah! recuerdas que me hablaste de la Manu ¿Tú sabes por lo que está pasando esa patoja? sus papás se están divorciando, EU, sólo estás viendo un lado de la historia, y te estás inventando el resto, quizás el problema no es lo que los demás están haciendo mal según tú, sino que el problema lo tienes en tu corazón, porque todo lo ves mal, sólo falta que pienses mal de mí porque vine a comer hoy a la casa" El rostro le cambió a EU "de verdad ¿Hoy que mosco te picó que viniste a comer acá, no me digas que te despidieron del trabajo?" preguntó Eunice, Job pegó una carcajada al oír las ocurrencias de su esposa y explicó: "Te vine a traer para que vayamos a comer juntos, mi amor de verdad ¿Se te olvidó? ¡Feliz cumpleaños EU!" poniéndose las manos en el rostro se ruborizó y no quedó más que unirse a la sonora carcajada de Job.

Actualmente hay más ventanas abiertas, claro las redes sociales nos permiten conocer con más facilidad la vida de las personas o por lo menos la parte de la vida que las personas quieren que veamos. Llenarnos de prejuicios ahora es mucho más fácil cuándo vemos todo desde nuestra ventana, basta con ver una foto, una publicación para condenar, destruir, señalar y juzgar sin tener la potestad de hacerlo. Creer que una persona es buena o mala por lo que publica, creer que somos mejores o peores que otros por lo que se dice o vemos, es un error.

Yo también he lanzado prejuicio en muchas ocasiones y he tenido que corregir, he creído y casi asegurado que aquel no es una buena persona, pero cuándo le he conocido me he dado cuenta que estaba equivocado; el prejuicio destruye lastima, no hay amor en el prejuicio. El problema es cuándo hacemos de este mal un estilo de vida y nuestro corazón se enferma de tal manera que no nos damos cuenta que estamos enfermos y necesitamos ser sanos.

Si vemos a alguien en un error, vayamos y llenos de compasión ayudemos CON AMOR, no como jueces, no como el que está listo para tirar la piedra, Jesús no nos llamó a eso, nos llamó para anunciar las buenas noticias que sanan, que remiendan y que nos recuerdan que somos salvos por gracia.

"Pero Jesús se inclinó y con el dedo comenzó a escribir en el suelo. Y, como ellos lo acosaban a preguntas, Jesús se incorporó y les dijo: Aquel de ustedes que esté libre de pecado, que tire la primera piedra" Juan 8:6-7.

Autor 
Julio López Carranza
www.soyjuliolopez.com
Derechos reservados

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Conócenos:

SoyJulioLopez.com

Originario de Guatemala comparto contenido que busca fortalecer el crecimiento integral de nuestros lectores.




Lo + nuevo

recentposts

Otras lecturas sugeridas

randomposts