martes, 26 de junio de 2018

¡Qué gran privilegio!


Tengo 20 años de haber abierto mi corazón a Jesús, han sido los mejores años de mi vida aunque no han sido fáciles. Las caídas han sido muchas, los desánimos incontables y el deseo de tirar la toalla ha pasado por mi cabeza muchas veces. 

Pero las victorias también han venido y tienen un sabor delicioso, hacer lo que hago no tiene precio. Dios ha abierto puertas, mi carácter no es el mismo día con día está creciendo y aunque a veces creo haber alcanzado la cúspide (por lo menos eso es lo que mi ego me hace creer a veces) me doy cuenta que mi conocimiento es tan pequeño y que necesito depender siempre de Dios.

Hace menos de 15 años emprendí (en realidad me lanzaron al agua sin conocimiento, ni experiencia) uno de los privilegios más grandes que Dios me ha permitido y es trabajar en el MINISTERIO JUVENIL

Cuando empecé en esto no tenía la menor idea de que era lo que tenía que hacer, mi pastor llegó a confrontarme y a decirme que mis días en el liderazgo estaban contados porque no estaba funcionando ("no daba pie con bola" como dicen en mi país)


Es allí donde te das cuenta que tener influencia no es suficiente, necesitas algo más. Los años han  pasado, después de devorarme muchos libros que hablaban de ministerio juvenil, de asistir a talleres, conferencias, convenciones, sacar cursos teológicos, escuchar a los expertos en el tema, después de orar y llorar muchas veces, puedo decir que he aprendido un pocoo y que estoy por seguir en lo que falta del camino.

Pero hay algo que no te enseñan y no recibís en las aulas o en los libros y es el CORAZÓN DE LÍDER, LA PASIÓN POR LAS PERSONAS. Eso no te lo da tu líder, ni tu pastor es el llamado que Dios ha puesto directamente en tu corazón. 

Tal vez en tu iglesia no te den todo el apoyo, quizá no crean en tu ministerio o en tu llamado, los recursos económicos no son los suficientes ¡¡¡no tires la toalla!!! Dios valora tu Ministerio, solo tienes que ser fiel y saber esperar, Dios va a prosperar la obra que el mismo te entregó.

Si tu trabajas en la Pastoral Juvenil, no importa que no seas el líder general, si estás en esto aprovecha este regalo de Dios, porque has sido llamado a impactar a las generaciones presentes y a las nuevas generaciones, prepárate, ora, haz lo que sea necesario para que tu ministerio no se atasque, utiliza tu creatividad. El ministerio juvenil no es un castigo, el ministerio juvenil es pasión.

Publicado el 24/11/10 por Julio López

5 comentarios:

  1. Es de gran bendición escuchar esas palabras de las cuales Dios las a puesto, ser lider o trabajar en el ministerio juvenil no es nada facil, es desgastante, pero no importa todo ello siempre esta Dios para poner nuevas fuerzas y sobre todo nos enseña el fruto que hemos hecho al gastarnos por los jovenes ver sus vidas cambiadas por el SEñor es lo mejor.Algo que me ha quedado claro que el liderazgo no es un carga aunque lleva responsabilidades, simplemente es la Pasión, Amor, Paciencia etc.. Al igual que Jesús tambien tiene para nosotros..Bendiciones Julio que Dios nunca deje de usar tu vida.

    ResponderEliminar
  2. Muy cierto... La verdad es que yo tengo varios años de ser lider juvenil y tengo la seguridad de que Dios fue quien me dio esta oportunidad de servirle a traves de los jovenes.... han existido momento dificiles pero es en esos momentos el poder de Dios se perfecciona y con ello pues Dios me ha dado palabra y experiencia para poder compartir con la juventu... Gracias por tan buena reflexion...

    ResponderEliminar
  3. Bendicion, tras Bendicion deseo para tu vida Julio..

    ResponderEliminar
  4. Hola, Julio estoy pasando por un momento así, tengo miedo de perderlo todo por un grave error, más bine diria délito delante del Señor Jesús, tienes razón, no es fácil tengo ganas de huir en este momento lo bueno que mi familia me dio la espalda, así no podré regresar "los barcos están quemados"y nadie cree en mi ministerio pero yo si (aunque en el pasado, ya lo deje todo por una tonteria y no quiero volver a repetir los mismos errores!

    ResponderEliminar
  5. Bendiciones Julio!!! Le agradezco a Dios por su vida y ministerio, en verdad Dios habló a mi vida por medio de este artículo de mucha bendición...En el momento justo.. Que Dios siga usando su vida y bendiga a su familia y ministerio.

    ResponderEliminar

Conócenos:

SoyJulioLopez.com

Originario de Guatemala comparto contenido que busca fortalecer el crecimiento integral de nuestros lectores.




Lo + nuevo

recentposts

Otras lecturas sugeridas

randomposts