martes, 20 de junio de 2017

¿Actitud o Aptitud?



Estas dos palabras parecen ser lo mismo, pero una pequeña letra marca la diferencia. 

Actitud. (Del lat. *actitūdo).
1. f. Postura del cuerpo humano, especialmente cuando es determinada por los movimientos del ánimo, o expresa algo con eficacia.
2. f. Disposición de ánimo manifestada de algún modo.
3. Comportamiento o estado de ánimo que se manifiesta exteriormente.
F. H. Allport: “Una actitud es una disposición mental y neurológica, que se organiza a partir de la experiencia que ejerce una influencia directriz o dinámica sobre las reacciones del individuo respecto de todos los objetos y a todas las situaciones que les corresponden”.

Aptitud (Del lat. aptitūdo)
1. f. Capacidad para operar competentemente en una determinada actividad.
2. f. Cualidad que hace que un objeto sea apto, adecuado o acomodado para cierto fin.
3. f. Suficiencia o idoneidad para obtener y ejercer un empleo o cargo.
SINTAXIS: Constr. Aptitud para algo.
Mientras que en el lenguaje común la aptitud sólo se refiere a la capacidad de una persona para realizar adecuadamente una tarea, en psicología engloba tanto capacidades cognitivas y procesos como características emocionales y de personalidad. Hay que destacar también que la aptitud está estrechamente relacionada con la inteligencia y con las habilidades tanto innatas como adquiridas fruto de un proceso de aprendizaje.

Según lo que leímos, ¿qué es más importante entonces? la respuesta es sencilla, ambas. Esto si queremos ser personas competentes, pero esto es relativo cuando hablamos del Reino de Dios. Él nos hizo con habilidades innatas, con talentos o dones, con capacidades maravillosas y un cerebro listo para ser utilizado, para llenarnos de conocimiento y experiencias.

Pero cuando hablamos de actitud, hablamos de disposición.


¿Qué caracterizó a Moisés, actitud o aptitud?, Moisés había sido formado nada más y nada menos que en la casa de faraón, intelectualmente era un hombre muy capaz, con grandes habilidades para la batalla y la caza. Tal vez con conocimiento en Astronomía, Astrología y cualquier otra ciencia, pero ante Dios eso no tuvo ningún valor, Moisés ni nadie hubiese podido comprar el favor de Dios con sus aptitudes.

Dios ordenó y Moisés con Actitud OBEDECIÓ e ingreso a la universidad de Dios, en donde el Señor nos hace aptos para toda buena obra.

Las plagas, abrir el mar en dos, no son obras del conocimiento o las habilidades de Moisés, eso no lo pudo aprender en ningún otro lugar... su Actitud abrió las puertas para que Dios le usara grandemente; cuando Dios llamó, Moisés dijo: Aquí estoy.

Hablemos de David, un hombre muy carismático, con grandes dotes musicales, escritor de los mejores y gran guerrero por si falta algo. Pero no fueron esas capacidades las que hicieron que Dios hablara de David como el hombre conforme el corazón de DIOS. Fue su actitud de adorador, su humildad, la disposición por corregir sus errores. Decidió defender al pueblo de Dios aun cuando el que estaba frente a él, era más grande, fuerte y con grandes experiencias en batalla.

"Dijo David a Saúl: Que nadie se desanime a causa de ése, tu siervo irá y peleará contra este filisteo". 1 Sam.17:32.

Claro que la palabra actitud no aparece en la Biblia como tal, pero se lee entre líneas.

En ningún momento estoy diciendo que Dios está en contra de las aptitudes, al contrario creo que a través de nuestras aptitudes podemos glorificar a Dios, a través de ellas podemos expandir el Reino y llegar al corazón de otros. Pero el punto es que no podemos comprar el favor de Dios con aptitudes. Dios no nos escogió necesariamente  por nuestras habilidades, fueron nuestras decisiones y actitudes las que nos han abierto las puertas de la Gloria de Dios.

Puede que tengas estudios avanzados en la universidad, en el seminario Teológico, muchos años de experiencia en el ministerio, pero si no tomas la ACTITUD  de humillarte y buscar a Dios, no va a pasar nada verdadero en ti. Tus aptitudes tal vez te hacen sobresalir porque eres buen orador, quizá escribes muy bien o cantas como los ángeles, pueda que no muchos sepan todo lo de Biblia que sabes, nadie tiene tanta influencia como la que ejerces; pero ¿es eso lo que Dios tiene para ti? ¿aptitudes solamente?

La gente que ha hecho historia, en algún momento tuvo que cambiar de actitud. Los grandes ministros cambiaron actitudes antes de ser lo que hoy son, cuando nosotros venimos a Cristo no cambiamos las aptitudes, cambiamos nuestras actitudes.
Cuando tienes actitud, Dios te hace apto (esto es aptitud) para toda buena obra, esto significa que dejas de confiar en tus capacidades, en lo que puedes hacer y empiezas a dejar a través de tus actitudes que Dios se haga notar.

¿Cuántos alguna vez hemos tomado la Biblia minutos antes de predicar, confiando en que sabremos salir de ese apuro, sin habernos preparado, sin orar? Eso es aptitud, pero que te parece si cambiamos de actitud y ahora buscamos al Señor mucho tiempo antes de predicar, preparando los bosquejos con anticipación, orando para que Dios en su infinita misericordia use nuestra vida, te aseguro que todo cambiará para bien.

Dios bendiga tus capacidades, tus dones, talentos, tu inteligencia y todo para lo que eres bueno... Ojala tengas la actitud necesaria (la que Dios espera) para utilizar todos esos regalos de parte de Dios. 

2 comentarios:

  1. Hola.Gracias por tu visita y comentario.Te leo.:)Un abrazo.Luz y magia.

    ResponderEliminar
  2. ya me siento apto para hablar de esto con todo el denuedo y seguridad,en DIOS no hay casualidad, me encuentro con este articulo precisamente porque estoy preparando una disertación(se busca uno con aptitudes del reino, es el tema) y necesitaba apoyo concreto en base al tema de actitud y aptidud. thanks broth...

    ResponderEliminar

Conócenos:

SoyJulioLopez.com

Originario de Guatemala comparto contenido que busca fortalecer el crecimiento integral de nuestros lectores.




Lo + nuevo

recentposts

Otras lecturas sugeridas

randomposts