miércoles, 26 de abril de 2017

La bendición olvidada:


¿Quién habló de PERFECCIÓN? ¿Quién dijo SANTIDAD? Dos palabras que poco a poco han ido desapareciendo del vocablo cristiano. Lo peor no es que desaparezcan del vocablo, lo peor es que la Santidad está en peligro de extinción entre los cristianos, tal y como dijo Henry Holloman en su libro: "La bendición olvidada", refiriéndose a la santidad.


Cada vez tenemos más saturado nuestro tiempo, nuestras agendas llenas de actividades y nuestro tiempo de intimidad con el Señor cada vez es menor.

No podemos ser santos sino pasamos tiempo con el Santo. Es absurdo pensar que la santidad se pueda alcanzar sólo por tener una agenda religiosa muy llena o ser reconocido ministerialmente, por cantar los coritos o por “servir” en una congregación. Reconozcamos que corremos los mismos riesgos que todos en cuanto a pecado se refiere y volvamos al Señor.

En una entrevista al Pastor Cash Luna le preguntaron: ¿Cuánto tiempo pasas tú con el Señor? él respondió: “Que les importa cuánto tiempo paso yo con el Señor, se decirles que no es la cantidad del tiempo lo que importa, es más importante la CALIDAD del tiempo que pasamos con él”.

Líderes en pecados ocultos y algunos otros con escándalos públicos. Nos convertimos en presa fácil cuando lanzamos a la borda nuestra relación personal con el Señor. Yo me he equivocado muchas veces pero debo entender y todos deben hacerlo conmigo, la Santidad simple y sencillamente es el resultado de una vida que busca y desea más a su Señor. Lo digo de esta manera porque solamente el Santo puede darnos la Santidad, pero nosotros debemos cumplir con nuestra parte de búsqueda.




Ojala nos esforcemos y hagamos de la Santidad una meta de todos los días, vengamos agradecidos delante del Señor porque su misericordia está presente, pidamos perdón por nuestros errores y empecemos de nuevo el camino de intimidad con el Señor.


Solo sé decir ¡qué lejos del Señor nada soy!

4 comentarios:

  1. Esta palabra ha tocado mi vida!SANTIAGO capítulo 41 ¿Saben por qué hay guerras y pleitos entre ustedes? ¡Pues porque no saben dominar su egoísmo y su maldad!2 Son tan envidiosos que quisieran tenerlo todo, y cuando no lo pueden conseguir, son capaces hasta de pelear, matar y promover la guerra. ¡Pero ni así pueden conseguir lo que quisieran! Ustedes no tienen, porque no se lo piden a Dios.3 Y cuando piden, lo hacen mal, porque lo único que quieren es satisfacer sus malos deseos.4 Ustedes no aman a Dios ni lo obedecen. ¿Pero acaso no saben que hacerse amigo del mundo es volverse enemigo de Dios? ¡Pues así es! Si ustedes aman lo malo del mundo, se vuelven enemigos de Dios.5 ¿Acaso no creen lo que dice la Biblia, que "Dios nos ama mucho"?6 En realidad, Dios nos trata con mucho más amor, como dice la Biblia: "Dios se opone a los orgullosos, pero trata con amor a los humildes". 7 Por eso, obedezcan a Dios. Háganle frente al diablo, y él huirá de ustedes.8 Háganse amigos de Dios, y él se hará amigo de ustedes. ¡Pecadores, dejen de hacer el mal! Los que quieren amar a Dios, pero también quieren pecar, deben tomar una decisión: o Dios, o el mundo de pecado.9 Pónganse tristes y lloren de dolor. Dejen de reír y pónganse a llorar, para que Dios vea su arrepentimiento.10 Sean humildes delante del Señor y él los premiará.

    ResponderEliminar
  2. Me encantó!!!!! 🙏🙏🙏 El SEÑOR me ayude a no darme por vencida en busca de él y mi santidad!!!!

    ResponderEliminar

¿Qué te pareció este artículo?
Deja tu comentario.

Conócenos:

SoyJulioLopez.com

Originario de Guatemala comparto contenido que busca fortalecer el crecimiento integral de nuestros lectores.




Lo + nuevo

recentposts

Otras lecturas sugeridas

randomposts