[Vida Cristiana][carousel][10]

martes, 4 de diciembre de 2018

Amada Santidad

diciembre 04, 2018

Cuanta falta nos hace buscar la Santidad, dejó de ser una prioridad en los púlpitos, hoy se predica de bendición y es esta la más grande bendición olvidada.

Espero sean de mucha bendición estas líneas.



Amada Santidad:

Cuanto te anhela mi alma herida,

en los momentos de dolor y soledad

el recuerdo de cada derrota me trae agonía,

agonía insaciable que rompe el corazón

de este pobre hombre que está vacío en su interior.


Por las mañanas te busco y aún durante

las noches se que pronto llegarás,

dicen que eres inalcanzable, pero nunca voy a

desmayar, la meta es mi objetivo y mis vestiduras santificar.


Sin ti, es imposible poder llegar hasta mi Padre

y el deseo de mi corazón es verle cara a cara,

por lo cual no escatimaré tiempo, ni sacrificio;

porque nada de lo que haga se compara con su sangre derramada.


Es por eso que estoy destinado a vivir contigo por la eternidad,

Mi amada Santidad.


Escrito: Julio López Carranza
Escrito el 8 de noviembre de 2010

jueves, 29 de noviembre de 2018

El mensaje de los viernes: Una carta para Santa

noviembre 29, 2018

La madre paseaba junto a su pequeño hijo de tres años en el centro comercial, una señorita se acercó y preguntó ¿les gustaría entrar a nuestra área navideña y que el pequeño le escriba una carta a Santa? la madre al principio hizo gesto de que no le interesaba, pero al ver la cara del infante, decidió aceptar además era una buena oportunidad para avivar el fervor de fin de año, por lo que accedió a la invitación.

Su pequeño hijo aun no sabía escribir y su carta se limitó a unos dibujos y unos garabatos, la madre con un corazón enternecido tomó la hoja y escribió: “Querido Santa, tú que entiendes todos los idiomas comprenderás lo que mi pequeño quiso decirte con estas líneas” y firmó, atentamente la mamá de Andrés.


Mientras escribía sus ojos se llenaron de lágrimas y sonrisas, al terminar se puso de pie tomó al pequeño Andresito y llevaron su carta hasta la persona vestida de rojo, de figura regordeta y larga barba blanca.

Yo era aquel que se encontraba metido en el traje fingiendo ser un personaje que llena de fantasía a los niños, pero la verdad es que la única fantasía en el lugar era yo y este trabajo que se convirtió en la única manera de llevar dinero a casa, tenía ya algunos meses desempleado. 

Las palabras de la madre tocaron mi corazón y al ver las líneas dibujadas por el niño, pensé: “Como quisiera saber que hay en sus corazones para poder hacer algo por ellos, pero no sé quienes son y cómo ayudar a alguien más cuando mi situación quizás es la más complicada de todas?”.

Me senté de nuevo en la butaca, atendiendo a todos los niños que llegaron, recibí muchas cartas ese día, leerlas todas era imposible, todos esos sueños, deseos del corazón de tanto niño, terminarían en el cesto de la basura, sin nadie que pueda hacer algo por ellos.

Tus oraciones, tus angustias, tus sueños, tus necesidades y tu agradecimiento no tienen porque terminar en un lugar donde nadie responderá, quizás no existe el hombre famoso del polo norte, pero existe tu Padre Dios creador de todo, Él entiende todos los idiomas del mundo, entiende cuando no sabes que decir y tus palabras son pocas, entiende esas líneas que parecen no decir nada, pero que para ti son todo.

Ocupa hoy unos minutos, abre tu corazón, abre hoy tu boca y cuéntaselo a Dios. No necesitas escribir una carta, puedes hablar directamente con Él.

"No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús" Filipenses 4:6-7.

Escrito por Julio López Carranza
Derechos Reservados.

martes, 27 de noviembre de 2018

La bendición olvidada:

noviembre 27, 2018


¿Quién habló de PERFECCIÓN? ¿Quién dijo SANTIDAD? Dos palabras que poco a poco han ido desapareciendo del vocablo cristiano. Lo peor no es que desaparezcan del vocablo, lo peor es que la Santidad está en peligro de extinción entre los cristianos, tal y como dijo Henry Holloman en su libro: "La bendición olvidada", refiriéndose a la santidad.

martes, 20 de noviembre de 2018

¿Qué iglesia es la mejor?

noviembre 20, 2018

Hace algunos días escuché a alguien decir "Mi iglesia es la mejor, somos la iglesia más grande, aunque nos critiquen y hablen de nosotros, somos los mejores"; lo que más preocupa de estas palabras es que vienen de un líder influyente que parece ver la acción de iglesiar como un concurso de popularidad, como que el fin supremo de la iglesia fuera superar a otras congregaciones.

En el mundo hay miles de grupos religiosos cada uno siguiendo los credos que su fundador estableció, Buda, Lao-Tzu, Mahoma, etc. Y el fundador de nuestra iglesia es Jesucristo y aunque es variada en cultura, raza e idioma, tiene fundamento en la Palabra de Dios, misma que nos unifica y en la cual basamos nuestra fe y ella es clara en decirnos que somos UNO o sea no hay mejor o peor y aunque estratégicamente nos congreguemos en lugares diferentes, con segmentos de personas diferentes, con características geográficas, sociales y económicas diferentes, somos parte de un cuerpo, creemos y obedecemos una misma Palabra, la Biblia:


"El cuerpo humano tiene muchas partes, pero las muchas partes forman un cuerpo entero. Lo mismo sucede con el cuerpo de Cristo." 1 Corintios 12:12.

Y el fin supremo de la iglesia de Jesucristo es anunciar el amor, la vida y la salvación que Dios nos ofrece a través del sacrificio del Hijo en la Cruz del calvario y Su resurrección. Nuestra meta es dar a otros las enseñanzas plasmadas en la única Palabra que es autoridad sobre el cristiano y esa es la Biblia. Es por ello que el nombre o fama de los líderes, pastores, apóstoles, etc. queda en un segundo plano, porque el nombre relevante es el de Jesús, tampoco es relevante la cantidad de membresía o el tamaño del templo, la Presencia del Señor puede estar en un templo con 20 mil personas, como en una reunión al aire libre en donde están dos reunidos en Su nombre.

Entonces debemos entender que es igual de importante la labor de las mega iglesias que a través de su infraestructura y recursos masifican el mensaje, como la labor que realiza aquella pequeña iglesia en un zona roja que trabaja con pandilleros, o la labor de aquel pastor que tiene pocos recursos y muchas veces sin saber leer y escribir lleva el mensaje de Salvación en la montaña a donde nadie más puede llegar, en todos Jesucristo y su gracia redentora deben ser el centro del mensaje.

Si entiendes esta parte verás que decir que tu congregación es mejor que otra es totalmente absurdo, porque somos uno mismo; puede que tu forma de trabajar sea diferente, pero somos uno mismo; somos una de las muchas partes de este cuerpo cumpliendo cada una con su objetivo, pero somos uno mismo o por lo menos eso es lo que el Maestro espera de nosotros.

«Si la iglesia tiene como núcleo el amor y su expresión es el perdón, aún en el error de los que la forman, se vuelve perfecta» Adrián Intrieri.


"Y ya no estoy en el mundo; más éstos están en el mundo, y yo voy a ti. Padre santo, a los que me has dado, guárdalos en tu nombre, para que sean uno, así como nosotros" Juan 17:11.

Este es un artículo de: Julio López Carranza.
Derechos Reservados.

martes, 6 de noviembre de 2018

Soy cristiano ¿Puedo hacerme un tatuaje?

noviembre 06, 2018


El otro día recibí el siguiente mensaje en instagram: “soy cristiano y quiero hacerme un tatuaje ¿estará bien?”.

A ti que lees te pregunto ¿Qué le responderías a este muchacho? Me encantaría leer tu respuesta en los comentarios.

En el camino de la vida me he encontrado con algunas preguntas que sorprendentemente los mismos cristianos hacemos y  parecen difíciles de responder, como por ejemplo:

¿Puedo tomarme una cerveza?
¿Puedo fumar?
¿Puedo ir al concierto de este artista que no es cristiano?
¿Puedo hacerme un tatuaje?
¿Puedo bailar?
¿Puedo tener una novia que no sea cristiana?
¿Puedo seguir escuchando la misma música no cristiana?
¿Tiene algo de malo que diga malas palabras?

Entiendo la curiosidad, pero si somos cuidadosos en evaluar estas preguntas nos daremos cuenta de que todas tienen que ver con el “yo” con satisfacer algo para mí, algo de “mi carne”, ninguna de estas preguntas tiene que ver con lo espiritual ¿No es curioso que los cristianos estén preguntando sobre esto y hayan pocas preguntas relacionadas con lo espiritual?

¿Qué nos dice esto?

Que estar en el templo no necesariamente significa que nuestro corazón se esté deleitando en Dios, tenemos poca hambre de La palabra del Señor y mucha hambre en justificar de una o de otra manera los deseos de nuestro corazón, que si está lejos de Dios solamente tendrá deseos por lo de este mundo.

“Porque los que son de la carne piensan en las cosas de la carne; pero los que son del Espíritu, en las cosas del Espíritu” Romanos 8:5.

Es acá donde nuestros hechos hablan más fuerte que nuestras alabanzas del fin de semana. 

No se trata de tener una "mente abierta o libre" como algunos quieren justificar, porque la Biblia en ningún momento nos invita a tener mente abierta para actuar según mi conveniencia y criterio, sino que nos llama a vivir según La Palabra y el Espíritu de Dios.

“Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz” Romanos 8:6.

Entiendo si me dices que suena bastante religioso, pero no lo es, es lo que la Palabra del Señor nos llama a vivir, “Pero los que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos” Gálatas 5:24

Vivir de una manera religiosa es estar en un templo queriendo encontrarle una fisura a la Palabra para poder hacer mi voluntad, para darle rienda suelta a mis deseos.

Si sigues así tendrás una vida cristiana insatisfecha porque siempre vivirás creyendo que la religión te limitó "el deleite y las cosas divertidas del mundo", y nunca te darás cuenta que es el mismo Dios quién espera que dejes de suspirar por Egipto y te des cuenta que Él tiene nueva vida para ti.

Pablo lo tenía claro, que Dios nos ayude a tener claro su evangelio, que el Señor nos ayude a amar su Reino tanto como él nos ama a nosotros. "Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí" Gálatas 2:20.

Alguien me dijo: “soy cristiana, pero los tiempos han cambiado, ahora los jóvenes tenemos sexo con nuestros novios y es normal” ese no es el evangelio que Cristo nos llamó a vivir, no es la libertad por la que Cristo murió en una cruz, en el camino nos hemos extraviado y hemos creído que lo importante es lo que nosotros opinamos, lo que esta generación de relativismo nos dice, pero más equivocados no podríamos estar.

“Los que viven según la naturaleza pecaminosa no pueden agradar a Dios” Romanos 8:8 NVI.

Los tiempos han cambiado pero los principios Bíblicos nos marcan claramente el camino a los valores de Dios, la fornicación aunque esté de moda sigue siendo pecado ante el Señor.

En una ocasión otro joven cristiano me desafió a comprobarle bíblicamente por qué no debía tomarse una cerveza, y me limité a decirle: “La Biblia dice que antes de embriagarte con vino debes ser lleno del Espíritu Santo, eso creo que es lo que te falta” “¿Qué?” me dijo, respondí de inmediato “ser lleno del Espíritu Santo, porque cuando Él tome el control de tu vida desaparecerá esa necesidad de querer justificar beber alcohol”.

“Por lo tanto, digo: Vivan según el Espíritu, y no busquen satisfacer sus propios malos deseos. Porque los malos deseos están en contra del Espíritu, y el Espíritu está en contra de los malos deseos. El uno está en contra de los otros, y por eso ustedes no pueden hacer lo que quisieran. Pero si el Espíritu los guía, entonces ya no estarán sometidos a la ley” Gálatas 5:16-18 DHH.

La vida cristiana no se trata de nosotros, la fe no se fundamenta en mí y seguir a Dios no se trata de como yo creo que debo seguirlo, si anhelo ser un verdadero discípulo de Jesús debo acercarme más a Él, de tal manera que disfrute mi estancia en Su Presencia y comprenda que Su Palabra me guía a lo mejor, la Biblia está sobre mi opinión. 

No le das la espalda a las cosas de la carne porque en la iglesia te regañan o no te dan permiso, es la Palabra del Señor la que nos llama a guardarnos para Él y voluntariamente accedemos porque Jesús lo ha llenado todo.

Puede que hoy estés haciendo muchas cosas en beneficio del Reino, pero ¿Dónde está tú corazón? ¿Lo has entregado por completo a Dios? Si hoy vives a medias, sin entregarte por completo al Señor, lo más probable es que vendrá una tentación y serás presa fácil.

Encuentra deleite en Dios, en su Reino y entonces te darás cuenta que es mucho más importante llevar las Buenas Noticias del Reino, y cualquiera de las preguntas del inicio pasarán a un plano sin importancia, reconocerás que vale la pena guardarte hasta el matrimonio, que no necesitas de ninguna droga, bebida o placer, porque lo que te importará será honrar a tu Amado con todo lo que eres.

"Tú suficiente serás, tú suficiente serás, hoy y por la eternidad, tú suficiente serás"



"Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu" Romanos 8:1.

Artículo escrito por:
Julio López Carranza
Derechos Reservados

Conócenos:

SoyJulioLopez.com

Originario de Guatemala comparto contenido que busca fortalecer el crecimiento integral de nuestros lectores.




Lo + nuevo

recentposts

Otras lecturas sugeridas

randomposts