[Vida Cristiana][carousel][6]

miércoles, 20 de noviembre de 2019

Dios te va a castigar:

noviembre 20, 2019

La niña se acercó hasta el escritorio y lanzó al piso todas las hojas que se encontraban allí, la mamá al principio se hizo la desentendida, pero al sentir la mirada de todos los presentes le dijo a la pequeña: «deja allí, porque sino te va a regañar el señor», señalando al guardia de turno.

El problema no era que la regañaran, era de que estaba haciendo algo incorrecto y así pasa, crecemos haciendo o dejando de hacer por miedo al regaño de una autoridad, y no porque algo es correcto o incorrecto, le decimos a los niños: "Pórtate bien porque sino te va a regañar esa persona" en lugar de decir: "No hagas eso porque no es correcto", no vivimos valores, sino temores, por ello romper las reglas se vuelve un desafío para muchos.

Lastimosamente por esa filosofía se hace necesario tener policías en cada esquina para que las personas respeten la ley de lo contrario vivirían en anarquía; agentes de tránsito para que pongan remisiones, porque sino están, las personas se pasan los semáforos en rojo, se cruzan donde no deben, se suben a las banquetas; maestros para que los niños no se copien, un jefe para que las personas trabajen y hagan lo que les corresponde, necesitamos a alguien que nos provoque temor para dejar de hacer lo que es incorrecto ¿por qué somos así? porque así nos educaron, así funciona nuestra sociedad y por eso es importante que desaprendamos esa cultura del miedo y de la coacción y vivamos en la cultura del amor, los valores y la responsabilidad.

Nos pasa también en lo espiritual, nuestro más grande incentivo para dejar de hacer lo malo es el miedo al castigo de Dios, miedo a ir al infierno y se les predica a las personas que sino se arrepienten se van directo al infierno y vivimos pensando en un Dios mala onda que nos castiga por todo e ignoramos lo que toda la Biblia nos habla en esencia, EL GRAN AMOR DE DIOS «Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna» Juan 3:16 NVI.

Porque cuando piensas en la imagen de un padre que castiga, dejas de visualizar al padre que espera en el camino a su hijo pródigo. Dejemos de enseñar a los niños a tener miedo del Dios de amor, mejor recordemos que a pesar de nuestros pecados el amor de Dios es más grande, nos redime, nos busca y nos rescata «En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó y envió a su Hijo para que fuera ofrecido como sacrificio por el perdón de nuestros pecados» 1 Juan 4:10 NVI.

¿Cuál es tu mayor motivación? Los valores o el temor, el amor de Dios o el miedo a recibir su castigo, hoy es un buen momento para vaciar el vaso y volver a aprender.

Escrito por Julio Calo.
Derechos reservados

jueves, 26 de septiembre de 2019

Nadie quiere leer la Biblia:

septiembre 26, 2019

Pregunté ¿Qué plan, método, forma, guía, app, utilizas para leer la Biblia diariamente? y recibí cero mensajes de respuesta, confieso que me quedé frío.

¿Es posible que a nadie le interese la lectura de la Biblia? Pero si el mayor porcentaje de mis oyentes son cristianos, van a la iglesia el domingo, llevan la Biblia bajo el brazo y hasta han descargado la APP para leer la Biblia en línea y se saben las canciones cristianas ¿en serio solamente les interesan los videos motivacionales, los videos chistosos, las nuevas canciones y las fotos de personas sexies? porque sus redes sociales dan testimonio de lo que ven y dan like.



Entiendo que no es fácil formar hábitos de lectura en nuestra cultura, pero esto me hace cuestionar la forma como vivimos la fe ¿En qué creemos? ¿En qué o quién tenemos puesta la esperanza? ¿En Dios, el Dios de la Biblia? ¿Y cómo se logra eso sin la Biblia? En el aire hay muchas preguntas y cada quien responde basado en su experiencia, en sus ideas, en lo que leyó en algún libro o en lo que este o tal influencer dijo, pero estamos cada vez más lejos de la Palabra de Dios, ¿cómo hablamos de Jesús si no lo conocemos? ¿Qué Cristo predicamos? porque la Palabra de Dios nos habla de él de principio a fin.

No soy erudito de la Biblia y no escribo estas líneas desde el trono de la perfección, escribo desde esta carne que constantemente está luchando por vencer al viejo hombre, pero que encontró en las líneas, versos, capítulos, libros de la Biblia, una carta que me habla del amor redentor de Dios, un libro que le da respuesta a mi desesperado e imperfecto corazón, a veces no me da las respuesta que quiero oír, pero me da siempre respuestas que glorifican al Reino de su autor y me da vida, me da esperanza, me da fuerza para seguir en el camino cada día. Un día quise morirme y en sus letras encontré vida.

Perdónanos Señor porque vivimos gordos de música, farándula, entretenimiento y desnutridos del conocimiento de tu Palabra. ¿Quiéres ser mejor para Dios? ¿Quieres encontrar respuestas acerca de Dios y la eternidad? ¿Quieres que Dios te hable? ¿Necesitas saber el plan de Dios para ti? ¿Quieres encontrarle sentido a tu vida y calmar tu ansiedad? Sin la Biblia eso no pasara. Dios no te lo pide por favor y yo tampoco te lo suplico, solo te recuerdo que tú la necesitas.

El fin del estudio bíblico es la práctica, pero ¿cómo practicarás lo que no sabes?

"Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir y para instruir en la justicia, a fin de que el siervo de Dios esté enteramente capacitado para toda buena obra" 2 Timoteo 3:16-17 NVI.

"Tu palabra es una lámpara a mis pies; es una luz en mi sendero" Salmos 119:105 | NVI

"Por esto, despójense de toda inmundicia y de la maldad que tanto abunda, para que puedan recibir con humildad la palabra sembrada en ustedes, la cual tiene poder para salvarles la vida" Santiago 1:21 | NVI

"Adquiere sabiduría, adquiere inteligencia; no olvides mis palabras ni te apartes de ellas" Proverbios 4:5 | NVI





Escrito por Julio Calo.
Derechos Reservados

jueves, 12 de septiembre de 2019

Como niños...

septiembre 12, 2019

Es una cita de casi todos los sábados por la mañana, era todo un reto para ella, ahora subirse al columpio es pura diversión para mi pequeña hija.

Ella ya no se preocupa por llegar más alto o por cómo se moverá su columpio, confía en que papá está allí para impulsarla, Isabella se limita a confiar que haré bien mi labor, cree de que no empujaré tan fuerte como para golpearla y que tampoco la dejaré allí aburrida sin moverse. 

Yo siempre estuve allí para cumplir mi función en el juego, pero mi niña al inicio lloró en algunas ocasiones porque decía que la empujaba muy fuerte, aunque yo estaba consciente de que tenía cuidado, pero el miedo que sentía le hacía creer que la empujaba más de la cuenta. Ese miedo fue superado y ahora se resume en un ¡que divertido! ¡yuju!

La vida es un constante cambio y vivimos afanados, ansiosos, estresados, todo por alcanzar el éxito, por sentirnos plenos, llenos en un mundo caído que lo que ofrece es materialismo, vanidad, cosas que en conclusión no llenan, sino que solo hacen más notorio el vacío interior.

Esta vida se convierte en ese columpio en dónde dejamos de disfrutar los impulsos de papá y creemos que Él se fue y dejó de cumplir su rol, preferimos bajar los pies e impulsarnos por nuestra cuenta, porque "Él no sabe hacerlo" o bien nuestro miedos nos hacen creer que sus impulsos son demasiado fuertes y dejó de tener cuidado de nosotros, por eso nos trata con rudeza. 

Pero no es una ni la otra, es sólo que quizás tenemos la mirada en el lugar equivocado, en nosotros, en nuestros miedos y dejamos de confiar en el cuidado de papá.

Vivamos a partir de hoy cómo niños sin afán, cómo hijos con esperanza y disfrutemos de cada uno de los impulsos que Papá nos da.

"Pues si ustedes que son malos saben dar buenas cosas a sus hijos, ¡cuánto más su Padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que se las pidan!" Mateo 7:11 NBV.



"...el que esté libre de altivez como este niño tendrá un puesto importante en el reino de los cielos" Mateo 18:4 NBV.

Confía y disfruta cada momento, Papá está en control.

"Dejen en las manos de Dios todas sus preocupaciones, porque él cuida de ustedes" 1 Pedro 5:7.

Escrito por: Julio Calo 
Derechos Reservados

miércoles, 21 de agosto de 2019

Por 13 razones...

agosto 21, 2019

«13 reasons why (Por 13 razones)» esa famosa serie que cuenta la historia de una chica que agobiada por sus circunstancias, sus problemas y la ausencia de alguien que le diera sentido a su vida, optó por tomar una decisión mucho más trágica

De alguna manera esta serie refleja lo que se vive en... no solo en el mundo, lastimosamente también dentro de la iglesia se puede estar respirando soledad, abandono y descuido.

Una iglesia vanidosa que se enfoca demasiado en lo material, pero abraza poco y olvida por momentos lo más valioso, las personas. Somos hermanos y los hermanos y los hermanos no solamente se saludan, se ayudan, se apoyan, oran unos por otros.

Digo esto como una autorreflexión, no basta con estar juntos, no basta con que nos reunamos en el mismo templo, no basta con darnos la mano o apretarnos con un abrazo, no basta con que nos llamemos cristianos, si ignoramos al hermano que llora, al que está deseando un abrazo y una persona que le pregunte ¿Cómo está tu corazón?

Este es un llamado a prestar atención a lo que Dios ama más que nada, las personas"de tal manera amó Dios a las personas que envió a Jesús..." (Jn. 3:16).


"Si alguien se alegra, alégrense con él; si alguien está triste, acompáñenlo en su tristeza" (Ro. 12:15), no quiero pensar en todas las veces que sin querer fui indiferente ante la soledad, dolor, dificultad de mi hermano, en las ocasiones que pude prestarle mis oídos y darle valor, porque no siempre la gente quiere que le demos sermón, a veces basta con tener la capacidad de escuchar, pero todo está en querer hacerlo.



No digo que la iglesia lo haga de manera mal intencionada, pienso que hemos perdido la dirección, pero estamos a tiempo de volver y cuidarnos como se debe, "Tenemos que mejorar la forma como nos tratamos unos a otros, como nos cuidamos unos a otros, tenemos que mejorar de algún modo" (Clay Jensen), porque las personas no solamente queremos ser parte de un grupo, todos necesitamos  y deseamos ser parte de un grupo de personas que ama a pesar de nuestras imperfecciones, que rían cuando estamos felices, pero que también nos abrace cuando fallamos o lloramos.



Seamos la iglesia que hemos sido llamada a ser, la iglesia que tenía todas las cosas en común... "La multitud de los que habían creído era de un corazón y un alma. Ninguno decía ser suyo propio nada de lo que poseía, sino que tenían todas las cosas en común" (Hch. 4:32), una unidad que trasciende de estar reunidos en el mismo lugar y que los hacía un solo cuerpo, unido no por las canciones, sino por el amor de su Señor.

¿13 razones? Que en la iglesia nadie se sienta solo y que aún en las circunstancias difíciles reciba nuestro apoyo y oración, y no la espalda indiferente o el dedo acusador de un fariseo falto de amor.


Escrito por Julio Calo.

miércoles, 17 de julio de 2019

El teléfono sin carga

julio 17, 2019

Abrí los ojos aquella mañana y el despertador no sonó, de inmediato vi el teléfono ¿qué hora es? ¿Por qué no ha sonado? y ¡bingo! el teléfono estaba 0% de batería ¿Pero, cómo era posible eso sí estuvo conectado toda la noche? La verdad es que no me percaté de que conecté incorrectamente el móvil y aunque estuvo con el cable puesto toda la noche, la carga nunca llegó.


La vida cristiana es igual, no funciona si no me conecto. No basta con ir al templo, no basta con tener privilegio, si no hay un compromiso de corazón, si la integridad y la santidad no se han convertido en una prioridad, si la Biblia no se ha vuelto mi guía diaria, quizás solamente estoy como aquel teléfono, con un cable medio puesto pero sin acceso verdadero a la fuente de poder.

De nada sirve el teléfono sin electricidad, no merece llamarse teléfono porque sin energía será solamente un juguete, no sirve para nada más que para hacer cuña a aquella mesa dispareja y la persona que vive un cristianismo light en donde hago mi voluntad, porque es mi prioridad, digo amar a Dios, pero estoy tan cómodo con mis pecados como para dejarlos, ¿será un cristiano verdadero?



No basta con parecer un cristiano, no basta con aparentar que sigo a Dios, si no me conecto no funciona. Una rama separada de la planta moriría, se secaría, es imposible que pueda dar fruto. Un cristianismo sin frutos de arrepentimiento verdadero, es solamente una falacia, un sueño. 

Y el llamado a ser sal y luz va más allá de cantar que eres sal y luz, se refleja a través de tu diario vivir, de las obras que salen de ti «Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos» Mateo 5:16

«Yo soy la vid y ustedes son las ramas. El que está unido a mí, como yo estoy unido a él, dará mucho fruto. Si están separados de mí no pueden hacer nada. El que no está unido a mí lo echan fuera y se seca. Así como le pasa a las ramas que se recogen, se echan al fuego y se queman. Si ustedes siguen unidos a mí y mis palabras permanecen en ustedes, pueden pedir lo que quieran y se les dará. Mi Padre es glorificado cuando ustedes dan mucho fruto y de esa manera muestran que son mis discípulos» Juan 15:5-8.