[Vida Cristiana][carousel][5]

viernes, 22 de mayo de 2020

El discurso más importante de tu vida:

mayo 22, 2020

El discurso más importante de tu vida, de eso quiero hablarte hoy. Que estás palabras te den luz y den  respuestas a tu corazón.

He visto a famosos oradores pisar el escenario y dar excelentes discursos, palabras que inspiran y llenan de ánimo los corazones, pero ¿serán esas disertaciones las más importantes de sus vidas? Si nuestra mejor prédica dependiera de estar frente a miles y en una gran plataforma con reflectores, seguramente muchos nos perderíamos esa chance, porque son muy pocos los que tienen esa oportunidad de gran plataforma en un templo o auditorio.

La prédica más importante de tu vida no es la que haces desde un gran escenario, en donde muchos desconocidos te prestan sus oídos y escuchan tus palabras. En donde puedes decir lo que le gusta a las personas o puedes decir lo que te enviaron a decir. Al final en un escenario puedes ser quien no eres, puedes decir lo que no vives, puedes ser un actor que aprendió un guión y sigue un libreto.


El discurso más importante de tu vida no está en lo que publicas en las redes sociales, porque las redes bien podrían ser una fachada, una máscara, pueden convertirse en un refugio para esconder nuestra inmoralidad. Ir en busca de likes y reconocimiento y eso no significa que nuestro discurso sea genuino, solo demuestra que le vendemos a las personas "la realidad" que queremos ellos vean o imaginen

La prédica más importante de tu vida es la que haces cada día, no son palabras aprendidas y ensayadas. Es lo que eres en lo privado y luego demuestras a todos los que están cerca, aquellas personas a las que no puedes engañar, que tienen que disfrutar o soportar tu carácter, tus palabras, tus acciones. Es en casa con los tuyos, esas personas que conocen si vives o no la Biblia, los que ven y viven tu coherencia o tu actuación. Esas mismas personas que saben si lo que publicas en redes es tu diario vivir o solo un show, la vida de otra persona (que no eres tú).

Son tus vecinos los que disfrutan o sufren de tu testimonio y que ven en ti el reflejo de Jesús o a un fanático religioso que golpea con la Biblia en lugar de amar, que ofende en lugar de dar Buenas Noticias, que publica frases religiosas, pero sus fotos y sus likes demuestran que está vacío de fe.

Tu mejor discurso de fe está con los compañeros de trabajo o estudios, aquellos que han 
sido impactados con tu fe radical o que ni siquiera saben que vas a la iglesia porque te avergüenzas de tu fe tibia.

Aprovecha la mejor prédica tu vida, tu testimonio, tu vida porque ella es la gran plataforma y reflectores, tu público son las miles de personas con las que te relaciones a lo largo de los años que Dios te permitirá, como vives la fe, como la practicas, tus decisiones, tu forma de obedecer los mandatos de Dios son libreto que todos verán, así que aprovecha tu vida para dar el mejor discurso de fe y perseverancia, quizás no de perfección pero si de gratitud al amor incondicional de Dios y que tus Palabras sólo refuercen lo que con tu vida gritas.

Escrito por Julio Calo
Derechos reservados.

martes, 21 de abril de 2020

Lo mejor para un fan

abril 21, 2020

¿De qué o de quién eres fan? piénsalo por un minuto y si eres fan de algo, bastará con cinco segundos para tener tu respuesta.

Definamos ¿Qué o quién es un fan? Es un admirador o fanático, es una persona que siente gusto y entusiasmo por algo o alguien. Vamos de nuevo ¿De qué o de quién eres fan? seguro que ahora si tienes una respuesta.

Hace tan solo unos días pude ver como un reconocido artista lanzó una campaña de expectativa relacionada con su nueva producción, consiguió el contacto de cuatro personas en diferentes lugares del mundo, y todos tenían una característica: Eran super fans del cantante, sentían hacia él una devoción como muy pocos pueden sentir y el interprete decidió hacerlos un espectacular regalo, los invitó a escuchar en primicia su nueva producción, nada más y nada menos que en Londres, en el estudio de grabación en donde los Beatles grababan sus discos ¿imaginas eso? tu artista, al que amas te invita a un viaje sin igual. Los fans sabían que el cantautor se encontraba en Guatemala y que no podría estar con ellos en la visita a Inglaterra, pero la sorpresa se hizo más grande cuando él aparecía frente a ellos, los abrazaba, les limpiaba las lágrimas.

De verdad fue un video muy emocionante, ellos se veían con una felicidad enorme, sin duda para ellos valió la pena cada segundo, cada momento. Un sueño hecho realidad, que gran premio para 4 fieles seguidores, conocer cara a cara a aquel que ha provocado tanta emociones con sus canciones. Este personaje que los ha inspirado de tal manera que se ha hecho parte de sus vidas, algo maravilloso ¿no?

Pues mientras veía el video no dejé de sentirme emocionado... no solo por lo que veía en el cortometraje, sino también en imaginar cómo será el encuentro con nuestro Gran Señor, estoy seguro que la emoción de conocer a otro ser humano que admiramos no se compara con ver cara a cara aquel que nos formó, nos redimió y nos amó de manera sin comparación.

Mis fuerzas son limitadas, soy un ser imperfecto, no presumo de mi grandeza, pero conozco Su Grandeza; ciego, sordo, sucio así me encontró y me recibió con gracia, no como un fan, sino como un hijo que anhela ese encuentro glorioso, no sé cuántos años viviré en esta tierra, pero sé que espero con emoción el día de poder contemplarlo.

«Sí, Dios ha mostrado su amor gratuito que trae salvación a todo el mundo. 12 Dios quiere que nos apartemos de la impiedad y de los placeres pecaminosos y que vivamos en este mundo una vida sobria, justa y piadosa, con la mirada puesta en el día en que se cumpla la bendita promesa de su venida y se manifieste la gloria de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo» Tito 2:11-13.

¿Qué tan emocionado estarías si el famoso que admiras te llama y te hace un regalo personalmente? Tendrás que emocionarte mucho, sin duda. Te prepararías, dejarías cualquier compromiso por asistir a la cita, portarías tus mejores vestiduras, tu mejor corte, tu mejor fragancia. Dios, tu Señor te recuerda que hay una promesa de reencuentro ¿estás preparándote para ese momento, están listas las vestiduras para esa cita? No sabes el día de tu convocatoria, pero llegará. Ojalá no te sientas solamente un fan, porque deberías ser hijo.

«Nosotros, en cambio, siempre debemos dar gracias a Dios por ustedes, hermanos amados por el Señor, porque desde el principio Dios los escogió para ser salvos, mediante la obra santificadora del Espíritu y la fe que tienen en la verdad. Para esto Dios los llamó por nuestro evangelio, a fin de que tengan parte en la gloria de nuestro Señor Jesucristo. Así que, hermanos, sigan firmes y manténganse fieles a las enseñanzas que, oralmente o por carta, les hemos transmitido» 2 Tesalonicenses 2:13-15.

martes, 7 de abril de 2020

Lo peor está por venir:

abril 07, 2020



Llegó el momento de la Cadena Nacional, el Presidente del país dará de nuevo información relacionada con el Covid-19, han pasado 24 días de distanciamiento social y de alguna manera todos extrañamos la "normalidad" de nuestra vida. El número de infectados por el virus poco a poco ha ido creciendo y el mensaje del Presidente es alarmante: "Quédense en casa, lo peor está por venir". 

¿Qué viene a tu cabeza y corazón cuando escuchas o lees esas palabras? ¿miedo e incertidumbre? Espera a leer lo siguiente, el periódico más importante de Guatemala, hoy viene con pocas hojas, muestra de los pocos anuncios (pocas ventas) y en su portada dice que el 91% de las empresas creen no poder pagar salarios o deudas con esta crisis, en letras más pequeñas anuncia que la población entra en pánico. No son noticias alentadoras, escuchar que lo peor está por venir no motiva a nadie y pone a temblar a la mayoría.

¿Qué pasará con nosotros? esa misma pregunta se hacía Israel, cada vez la fuerza de la impunidad Romana oprimía más, ahogaba a un pueblo que quizás estaba perdiendo la esperanza, había una promesa de redentor misma que muchos declamaban con desesperanza porque el tiempo pasaba y el Mesías prometido había olvidado llegar a la cita redentora, nunca llegó a patear el trasero del imperio que les aplastaba. Sin duda el pueblo vivía con temor, con incertidumbre porque parecía que Dios había olvidado su promesa.


Jesús vino y su llegada partió la historia, hay un antes y un después; hizo tambalear al imperio opresor porque las multitudes le escuchaban y muchos de ellos se encargaron de anunciar que el Rey libertador había venido, aunque en ningún momento el Maestro se rebeló en armas y no liberó como Israel esperaba; movió los cimientos de la religión de tal manera que los propios líderes promovieron su asesinato; Jesús no trajo guerra, trajo una paz sin igual a todo aquel que le confiesa como Señor, Jesús dio su vida para vencer a la muerte y con ello trajo vida, su muerte y victoria sobre la misma nos da esperanza de vida eterna con él, siendo santo se convirtió en pecado haciendo suyo el pecado de la humanidad para brindarnos un puente, un camino de vida, nos permitió conocer a Dios. Muchos en Israel ni se dieron cuenta de lo que aconteció, porque ellos tenían la mirada puesta en que el Salvador llegara y les ayudara para que los Romanos no acabaran con sus empresas, para que no les quitaran lo material y el sustento de sus familias, imagino a muchos ver a su esperanza crucificada y la revolución nunca llegó: "Lo peor está por venir, Jesús solo alborotó a todos y no trajo la libertad que esperábamos" murmuraban.

Nosotros no tenemos porque vivir de la misma manera, nuestra mirada no está en lo terrenal, no está en el Gobierno, no dependemos de sobrevivir a un virus, porque nuestra vida gracias a Jesús no se limita lo que suframos en la tierra «Si vivimos, para el Señor vivimos; y, si morimos, para el Señor morimos. Así pues, sea que vivamos o que muramos, del Señor somos. Para esto mismo murió Cristo y volvió a vivir, para ser Señor tanto de los que han muerto como de los que aún viven» Romanos 14:8-9. Nuestro Cristo Redentor no está crucificado, nuestra esperanza no está muerta, si es la voluntad del Señor que sigamos con vida así será y sino preparemos nuestro corazón, porque nuestra pérdida será nuestra ganancia ¡Aleluya!

«Y nosotros hemos llegado a saber y creer que Dios nos ama. Dios es amor. El que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él. Ese amor se manifiesta plenamente entre nosotros para que en el día del juicio comparezcamos con toda confianza, porque en este mundo hemos vivido como vivió Jesús. En el amor no hay temor, sino que el amor perfecto echa fuera el temor. El que teme espera el castigo, así que no ha sido perfeccionado en el amor» 1 Juan 4:16-18.

En medio de esta crisis, cuando todos digan que "lo Peor está por venir" veamos que Jesús no sigue clavado en la cruz, su victoria es nuestra victoria y anunciemos que ¡LO MEJOR YA VINO!se llama Jesús y transforma el corazón y la esperanza del hombre. No hay nada que pueda derrotar y aplastar nuestra fe en el que ya venció al mundo.